domingo, 11 de septiembre de 2011

MERMELADA DE NARANJA CHINA Y AGUA BLANDA

RECETA DE MERMELADA DE NARANJAS KUMQUAT


Hoy lo ví, después de casi un año sin novedades, a unos metros de donde lo vi por primera vez. No voy a decir que fue una completa casualidad, sabía que de nuevo son sus rumbos, pero yo había llegado horas antes y ya me había ido sin topármelo, cuando de repente tuve que volver y ahí estaba.

Le he dedicado muchas recetas a su nombre y muchas más noches en vela a su cabello chino. Aunque le apunté la url de este blog, sé que no lo lee ni lo leerá. Así es él, invisible, inexistente, imposible, indestructible.

Sin lograr disimular una sonrisa estúpida, me despedí de él antes de hacer cualquier plan que más adelante le sirviera para decepcionarme de nuevo. Y de regreso, como cada vez que paso por ahí, me puse a tararear nuestra canción: era más blanda que el agua, que el agua blanda / era más fresca que el río, naranjo en flor / y en esa calle de estío, calle perdida / dejó un pedazo de vida y se marchó.

Había comprado frascos para mermelada así que en cuanto llegué a mi casa salí al jardín, armada de cámara, canasta y escalera, a ver qué árbol me iba a regalar fruta. Claro, el naranjo chino. Tomé la escalerita y me puse a cortar las mejores naranjas mientras pensaba en lo que me decía ayer Ordorika. A veces creemos en la realidad porque no podemos negarla, pero no aceptaríamos las mismas circunstancias en una ficción por ser "inverosímiles". Naranjo como en la canción, chino como su cabello. Hoy le dedico esta receta a las promesas vanas de un amor que se escaparon en el viento. Un 11 de septiembre es una fecha propicia para semejantes momentos históricos.

INGREDIENTES
  • 2 kilos de naranjas chinas
  • 4 kilos de azúcar refinada
  • 4 litros de agua
  • 2 ramas de canela
  • 1 C de clavo
  • 1 cc de pimienta negra entera
  • 2 cc de cardamomo en su vaina
MANERA DE PREPARAR
  1. Lava las naranjas. Córtalas para reservar las semillas, quita la pulpa y corta la piel en tiras muy delgadas.
  2. Mete las semillas en una telita para poder retirarlas después fácilmente.
  3. Remoja la pulpa, semillas y piel de las naranjas en el agua durante toda la noche. Es importante que no olvides las semillas porque sueltan la pectina necesaria para que la mermelada tome la consistencia adecuada más adelante.
  4. De preferencia en una olla de cobre, calienta las naranjas con el agua, las semillas y las especias.
  5. Cuando suelte el hervor, agrega de golpe el azúcar y empieza a remover con una palita de madera. A diferencia de otras mermeladas, no le debes de quitar la espuma.
  6. La mermelada está lista cuando, si pones una gota en un plato frío, ésta se "cuaja". Recuerda que mientras esté caliente va a parecer siempre demasiado líquida, tienes que hacer la prueba del plato. Esto toma aproximadamente dos horas.
  7. Retira las semillas y envasa.
Es una receta como esta historia: sazonada a mi gusto, tardada y complicada. Se necesita mucha azúcar para disminuir su acidez natural y al final todo el esfuerzo es mío. No les cuento más por ahora, ya se los platicaré en mi libro ;)

Si no quieren atravesar toda esta odisea, también pueden comprarme el frasco de mermelada por 50 pesos, jaja





4 comentarios:

  1. Esos amores, como duelen...

    Pero bueno, las naranjitas se ven muy lindas, nunca las había visto! que rico :3

    ResponderEliminar
  2. Lo importante es que no me derrumbé, ¿no? ;)

    ResponderEliminar
  3. Mermelada 400% recomendada, ya llevo como medio frasco :)

    ResponderEliminar
  4. :) aw! :) espera, que voy a sacar la segunda parte de esta historia muuuuy pronto ;) creo que se va a llamar "este arroz ya se coció"

    ResponderEliminar