Los waffles à la mode de Little Miss Sunshine

Qué significa el término à la mode en los restaurantes de Estados Unidos
(c) Fox Searchlight Pictures

Hay películas conmovedoras y está Little Miss Sunshine (Jonathan Dayton y Valerie Faris, 2006). En este enternecedor roadtrip, una familia disfuncional se ve forzada a convivir por el bien de Olive (Abigail Breslin), la hija pequeña, quien  quiere participar en un concurso de belleza que se lleva a cabo en otro estado.

Sheryl (Tony Colette) es la madre que mantiene el hogar mientras su esposo Richard (Greg Kinnear) intenta vender los derechos de un programa de autoayuda que él mismo escribió. Frank (Steve Carell), el hermano de Sheryl, es un profesor de literatura experto en Proust quien vive con ellos pues recientemente intentó suicidarse. 

Dwayne (Paul Dano), el hermano adolescente que odia a todos y ha hecho voto de silencio y Edwin (Alan Arkin), el abuelo todo menos adorable, completan el cortejo que acompaña a Olive en su sueño a bordo de una combi que no puede arrancar más que si todos la empujan y luego corren para abordarla. Una gran analogía de cómo se logra mantener unida una familia.

(c) Fox Searchlight Pictures

Abigail Breslin (Zombieland, Scream Queens), o más bien Olive, me parece una niña de la que tenemos mucho que aprender. A sus seis años no está consciente de que no encaja dentro de los cánones de belleza de los (horribles) concursos para niñas y si lo está, no le importa. Hace lo que tiene ganas de hacer y le echa todas las ganas del mundo.

Tampoco filtra lo que le dicen su abuelo, padre o tío suicida: escucha hasta a su hermano "mudo" y los quiere a todos. No es una sorpresa que sea el pegamento que mantiene unida a la familia mientras todos los demás miembros parecen estar a punto de tirar la toalla.

(c) Fox Searchlight Pictures

El único momento en que su familia parece no apoyarla por completo, es cuando paran en un restaurante para desayunar y Olive pregunta a la mesera qué son los waffles "à la mode". La chica le explica que la expresión significa que llevan helado y mientras se lo traen, el padre trata de meter en la cabeza de Olive que el helado engorda y las ganadoras de los concursos de belleza son delgadas.

Olive decide no comerlo pero todos los demás fingen que van a terminárselo y la niña abandona la dieta que le habrá durado menos de cinco minutos y se lo come ella. Me encanta esta escena porque los adultos que parecen haberse dado por vencidos con sus propias vidas se dan cuenta de que ella no tiene complejos y tratan de mantenerla así.

(c) Fox Searchlight Pictures
A todo esto, ¿por qué algo con helado se llama "à la mode"? El término, como explica el tío Frank a Olive, significa literalmente "de moda" en francés. Nada que ver con el helado y si uno pide un postre à la mode en Francia, el mesero no sabrá qué hacer como lo hizo la chica en la película.

Existen varias teorías sobre quién inventó la tarta con helado. Se dice que fue John Gieriet, quien estuvo a cargo de la gastronomía en la Casa Blanca durante la presidencia de Franklin Pierce, quien comenzó a servir pay de arándano azul con helado de vainilla en el hotel del cual era propietario.

Lo que sí es seguro, es que en la Feria Mundial de Chicago en 1893, varios stands de restaurantes sirvieron pays tibios con helado de vainilla. En alguna reseña de la feria en un periódico francés, alguien comentó que "era la moda" y así el término à la mode comenzó a referirse a cualquier cosa con helado, aunque sólo en Estados Unidos.

Si quieren prepararlo en casa, entonces basta con poner helado sobre cualquier postre. Aunque para los maniáticos como yo, aquí les dejo los links para hacerlo todo desde cero:


El helado de chocolate es mi amigo (en la película no le trajeron a Olive nunca los waffles, pero sí un helado de chocolate).

Y ya que estamos en eso, el helado de maple con chispas de tocino, ideal para un desayuno de moda, de novedá :P

(c) Fox Searchlight Pictures
Y al Diablo con las dietas y los clichés.

Comentarios

Entradas populares