El estofado de res de The Hateful Eight

Cómo preparar un estofado de res inconfundible, como en la película The Hateful Eight.


La expectativa sobre cada película de Quentin Tarantino (Reservoir Dogs, Kill Bill) es siempre grande. Quienes trabajan en ella siempre aseguran, antes del estreno, que se trata de su mejor y más lograda obra.

En mi opinión, la mejor película de Tarantino siempre será Pulp Fiction (1994). Pero es una elección difícil ya que todas sus obras, a excepción quizá de Death Proof (2007), son grandes. A finales del año pasado, el director estrenó The Hateful Eight, nominadísima a los Óscar de este fin de semana.

El rollo de las películas de Tarantino es que nunca son lo que parecen ser: Django (2012) tiene todos los ingredientes de un western pero se revela una obra en toda la línea del blacksplotation, por ejemplo. Inglorious Bastards (2009), por su parte, es un western disfrazado de película histórica.

En el caso de The Hateful Eight, también podríamos pensar que se tratará de un western. Incluso los nombres de los personajes, tal como fueron revelados en los pósters previos a su estreno, tienen toda esa vibra. El Mexicano, El Verdugo, El Cazarecompenzas recuerdan fácilmente a El Bueno, El Malo y El Feo.



Pero también es una pista falsa, esta cinta se revela rápidamente una película de misterio, como si el guion lo hubiera hecho Agatha Christie para una de esas obras de teatro/cenas misteriosas en que a lo largo de un fin de semana los asistentes deben adivinar quién es el asesino.

En cierto punto dan ganas de gritar "¡lo hizo en mayordomo en la cocina con el candelabro!" como si se tratara de una partida de Clue. Incluso otro trademark del cineasta, el largo monólogo de Samuel L. Jackson, parece en este caso equivalente a el discurso que el detective da siempre al final de este tipo de eventos.



Y mi parte preferida, claro, es que una de las pistas principales de la trama es el sabor del estofado de res que los personajes comieron un poco antes. Algo falta en el alibi y es que al Mayor Marquis Warren no pueden mentirle sobre quién preparó el platillo.

Efectivamente, hay una receta de estofado por cocinero en el mundo. Casi todos llevan los mismos ingredientes: carne de res, papas y zanahorias, pero las variantes son muchísimas. Como yo misma no sería capaz de engañar a Samuel L. Jackson, pues no conozco la receta a la que él está acostumbrado, les paso la mía, que lo que sea de cada quién también es inconfundible.

Ingredientes
  • 1 kilo de carne de res
  • 1/2 litro de caldo de res
  • 30 gramos de mantequilla
  • 1 zanahoria grande
  • 1 papa grande
  • 1 cebolla
  • 2 apios
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de harina
  • 200 ml de vino tinto
  • sal y pimienta al gusto
Y se cocina así
  1. Corta en cubos grandes; espolvoréalos con la harina
  2. Pica la cebolla, la zanahoria, la papa sin pelar y el apio, todo en trozos grandes
  3. En una olla grande, derrite la mantequilla junto con el aceite, acitrona ahí la cebolla y luego agrega el resto de las verduras
  4. Cocina por unos 5 minutos, removiendo
  5. Agrega los trozos de carne y remueve para que se selle, por unos 7 minutos más
  6. Agrega el vino, sube el fuego y deja que se cocine por 10 minutos
  7. Añade el caldo, salpimenta y deja que se cocine tapado por aproximadamente una hora
Sirve muy caliente.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares