La pasta a la boloñesa de The Godfather

Cómo preparar una pasta a la boloñesa como la de la película El padrino.


Si de historias familiares se trata, la saga de The Godfather es la referencia. Con ella se instaura la regla de que las segundas partes sí son buenas mientras formen parte de una trilogía. Y como ayer fue cumpleaños del maestro Coppola, no podía perderme la oportunidad de hacerle un pequeño homenaje.

La primera parte (Francis Ford Coppola, 1972) tuvo nueve nominaciones a los Óscar, de las cuales ganó tres:  mejor actor para Marlon Brando como Vito Corleone, mejor película y mejor guion adaptado para Francis Ford Coppola y Mario Puzo, el autor de la novela homónima de la cual se adapta la saga. Tanto esta primera parte como la segunda son consideradas dentro de las mejores películas de todos los tiempos.

Aunque hay muchas historias entrelazadas en esta obra, la principal es la de Michael Corleone (Al Pacino) hijo de Don Vito Corleone (Marlon Brando),  jefe de la familia Corleone y líder de las cinco familias de la mafia en Nueva York. Al inicio de esta cinta Mike, condecorado como marine por su participación en la Segunda Guerra Mundial, no quiere formar parte del negocio familiar, y sin embargo casi sin querer lo aprende y, gradualmente, se convierte en el remplazo de su padre como líder de la cosa nostra.

No es lo único que aprende, ya que hay esa famosa escena en que Peter Clemenza (Richard Castellano) prepara una salsa de spaghetti alla bolognese. Mientras en otras películas vemos a menudo platillos, aquí tenemos la suerte de que Clemenza nos da paso a paso la receta. Bueno, técnicamente se la da a Michael.



Bastaría casi con tomar nota durante la secuencia para aprender a prepararla, aunque se saltó la parte en la que se preparan las albóndigas y las salchichas que luego le agregan. Por lo demás, están los básicos: freír el ajo, agregar los tomates y la pasta de tomate y remover para que no se quemen, añadir vino, luego una pizca de azúcar y después la carne.

Clemenza tiene razón, la pizca de azúcar es básica para neutralizar la acidez de los tomates. Pero hay algunos pasos más que se salta en esta receta. Nada de qué preocuparse porque yo sé cómo se prepara y se los cuento.

PD: dense una vuelta por la página del Wild Brunch en donde esta semana les recomiendo 5 películas de Francis Ford Coppola que no son El padrino. Digo, ya encarrerados.

Ingredientes

para las albóndigas
  • 300 gramos de carne molida de cerdo
  • 300 gramos de carne molida de res
  • 300 gramos de carne molida de ternera
  • 2 cucharadas de albahaca fresca picada
  • 1/2 baguette del día anterior
  • 3/4 taza de leche
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1/2 taza de queso parmesano o romano rallado
  • aceite vegetal (el necesario)


para la salsa
  • 2 kilos de jitomates pelados de lata
  • 1/4 de taza de aceite de oliva virgen
  • 2 cucharadas de pasta concentrada de tomate
  • 2 dientes de ajo
  • 1 1/2 tazas de vino tinto
  • 2 hojas de laurel
  • 1 pizca generosa de azúcar
  • sal y pimienta al gusto


  • 1 kilo de spaghetti
  • 200 gr de salchichas italianas
  • queso parmesano al gusto


Y se cocina así
  1. Corta el pan en cubos; remójalo con la leche hasta que esté suave y aplástalo con las manos hasta formar una pasta
  2. Agrega las tres carnes, el azúcar, la albahaca y el queso y sigue mezclando con las manos apachurrando la mezcla entre los dedos
  3. Agrega el huevo y continúa mezclando hasta que quede una masa homogénea
  4. Calienta aceite en un sartén grande, haz bolitas del tamaño que prefieras, séllalas en el aceite (o sea dóralas todo alrededor sin que queden cocidas por dentro); reserva
  5. Corta las salchichas en trozos grandes y fríelas en el mismo aceite; reserva también
  6. Prepara la salsa al estilo Clemenza: calienta en una olla el aceite y acitrona el ajo picado
  7. Añade la pasta de tomate y los jitomates sin semillas y cortados a la mitad; tapa la olla, baja el fuego y cocina hasta que se desbaraten fácilmente
  8. Licua y cuela esta mezcla, regrésala a la olla y añade el vino tinto y el azúcar
  9. Salpimenta al gusto
  10. Reserva 1/4 parte de esta salsa y agrega las albóndigas y salchichas al resto; cuando hierva, tapa, baja el fuego y deja cocinar media hora
  11. Mientras pon a hervir suficiente agua para cocer el spaghetti, pero retíralo antes de que esté cocido por completo, unos 3 minutos antes de lo que indica el paquete
  12. Calienta la salsa que reservaste y termina de cocer la pasta en ella
  13. Sirve en cada plato una buena porción de pasta cubierta con salsa y albóndigas. Agrega queso parmesano rallado al gusto



Comentarios

Entradas populares