Las chuletas de cerdo de Saturday Night Fever

Cómo preparar chuletas de cerdo empanizadas


Aunque quizá muchos lectores sean demasiado jóvenes para recordarlo, Saturday Night Fever (John Badham, 1977) fue todo un fenómeno que influyó mucho la cultura pop en sus tiempos. Además, su banda sonora, en la que destaca la participación de los Bee Gees, fue la más vendida de todos los tiempos hasta 1992, en que la desbancó la de The Bodyguard (Mick Jackson, 1992), y es a la fecha la única que ha tenido 5 tracks en el top 10 de Billboard simultáneamente.

Tony Manero (John Travolta) es un joven italoamericano de New York quien se reúne con sus amigos en la disco Odisea 2001 (clara referencia a la película de Kubrik) todas las noches. Ahí conoce a Stephanie Mangano (Karen Lynn Gorney), quien no quiere salir con él pero acepta ser su compañera de baile en un campeonato que organiza la disco en cuestión. A lo largo del entrenamiento se vuelven los mejores y, además, Manero madura y para el día del campeonato ha tomado una gran decisión.

Pero hagamos un paréntesis para recordar el baile al ritmo de los Bee Gees que le valió a Travolta una nominación a los Óscar en 1978. En esa escena, la chica del vestido verde en la pista es Fran Drescher, quien más adelante se volvió muy famosa por el papel protagónico en la serie The Nanny. Aunque Travolta deja a la nana Fine en un rincón para lucirse, ¿qué hubiera opinado de eso Patrick Swayze? (ok, ya me fui muy lejos en las referencias a películas de baile).



Pero antes del glamour, las plataformas y la disco ball, hay una escena en casa de los Manero, donde se sientan a cenar. Tony protege su camisa buena con un babero enorme para no mancharla y sus padres pelean porque el padre ha perdido su trabajo y la madre compró comida demasiado cara.

Entonces Tony se sirve dos chuletas de cerdo y el padre le da un zape, Tony se enoja porque lo va a despeinar y al final de la cena todos los miembros de la familia le han dado un golpe a alguien o han sido golpeados, a pesar de que la madre dice que la regla de la casa es "no golpearse durante la cena".

Incluso si no hay ningún acercamiento a las famosas chuletas de cerdo, una forma muy común de prepararlas en Italia es empanizadas. Son fáciles y deliciosas. Ponte a cocinar y prepárate para darle un zape a cada comensal, porque todos querrán servirse dos al menos.

Ingredientes

  • 4 chuletas de cerdo
  • 3 huevos
  • 3 cucharadas de leche
  • 1 1/2 tazas de pan molido
  • 1 cucharadita de orégano seco
  • 1 cucharadita de albahaca seco
  • 1 cucharadita de perejil seco
  • 1/2 taza de queso parmesano rallado
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 4 dientes de ajo

Y se cocina así

  1. Precalienta el horno a 160 º C
  2. Bate los huevos junto con la leche
  3. Aparte, mezcla el pan molido con las especias y el queso
  4. En un sartén, calienta el aceite de oliva y dora por unos minutos los dientes de ajo completos; retira los ajos
  5. Moja cada chuleta en la mezcla de huevo, luego en la de pan, de nuevo en la de huevo y una vez más en el pan
  6. Dora cada chuleta en el aceite perfumado al ajo, 5 minutos de cada lado
  7. Colócalas en un molde resistente al calor y hornea durante 25 minutos
Sirve calientes acompañadas de espagueti. ¡Provecho!

Comentarios

Entradas populares