Los churros de The Book of Life

Cómo preparar churros como los de la película The Book of Life.

 

Quienquiera que no haya visto The Book of Life (Jorge Gutiérrez, 2014) podría pensar que se trata de otra animación de muertitos al estilo de Nigtmare Before Christmas (Henri Selick, 1993) o Corpse Bride (Tim Burton, 2005). Pero contrariamente a lo esperado esta cinta no tiene mucho que ver con las otras. Para empezar, el Día de Muertos no es el tema de la película, sino el trasfondo en el que esta historia de personajes que van y vienen entre el mundo de los vivos y los mundos de los muertos, es posible.

Esta es más bien la historia de dos amigos, Manolo y Joaquín, enamorados de la misma chica: María. Xibalba, quien reina en La Tierra de los Olvidados, apuesta por la fuerza bruta de Joaquín, mientras la Muerte, reina de La Tierra de los Recordados cree que se casará con Manolo, el chico que nunca salió del pueblo y obligan a ser torero cuando a él lo que le interesa es la música.

Todas las chicas sabemos que el de la guitarra lleva las de ganar, y cuando Xibalba se da cuenta de esto le hace creer a Manolo que María ha muerto. En vez de llorar por ella el héroe decide darse una vuelta por la Tierra de los Recordados para traerla de regreso. La historia suena conocida, es básicamente la de Orfeo y Eurídice a la mexicana. 

 

Pero si lo mejor de la Tierra de los Recordados es encontrarse ahí con los familiares y amigos que se adelantaron a irse al otro barrio, lo segundo debe ser que hay “todos los churros que puedas comer”.

Existen varias recetas de churros, algunas sin canela, con mantequilla y hasta huevos. Pero estoy apostando a que estos son los churros tradicionales mexicanos, que llevan harina, agua, sal y azúcar con canela. En España y en Francia (dónde se les conoce como chichis) no les ponen azúcar y en México solemos acompañarlos con leche condensada endulzada o chocolate. Afortunadamente, no tenemos que viajar a través de tres mundos para probarlos, pues son realmente muy fáciles de hacer.

Ingredientes
  • 1 taza de harina
  • 1 taza de agua
  • 1 pizca de sal
  • azúcar mezclada con canela para espolvorear
  • el aceite para freír que sea necesario
Y se cocina así
  1. Mezcla la harina con la sal y una cucharada de azúcar y reserva
  2. Calienta el agua hasta que hierva, agrega la harina de golpe y bate rápidamente hasta que no queden grumos
  3. Es importante dejar que la masa se enfríe un poco, pues si está muy caliente, al contacto con el aceite, también caliente, puede estallar y quemarte 
  4. Pasa la masa a una manga pastelera con duya en forma de estrella
  5. Calienta suficiente aceite en un sartén
  6. Ve formando los churros directamente en el aceite hirviendo, cortando con ayuda de unas tijeras cuando tenga el tamaño deseado 
  7. Voltea los churros para que doren de ambos lados
  8. Cuando estén bien dorados, escúrrelos y pásalos por azúcar con canela
¡Come todos los que puedas comer! ¡Provecho!

Comentarios

Entradas populares