Las galletas de la fortuna de IT


Con la fiebre de Stranger Things estoy bastante decepcionada de que no tenga alguna receta característica (digo, los waffles son de cajita), así que tengo que remitirme a este clásico que muy claramente influyó la serie al menos en la concepción del monstruo: IT (Tommy Lee Wallace, 1990).

Esta es una serie televisiva
 de dos capítulos basada en la novela de horror homónima de Stephen King. Cuenta la historia de un grupo de niños, el club de los perdedores, quienes enfrentan a un depredador diabólico que tiene la capacidad de tomar la forma de los peores miedos de su víctima, aunque muy a menudo toma la de Pennywise, el payaso bailarín (Tim Curry).




La trama se desarrolla en dos momentos que se intercalan. Uno es cuando son niños y una serie de asesinatos de infantes los hacen darse cuenta de lo que sucede y unirse para vencerlo. Cada uno ve a ESO en momentos y formas diferentes, aunque lo que tienen en común es que los adultos no pueden verlo.

Y, 30 años después, recomienzan los asesinatos de niños en su pueblo y se reúnen tal como lo habían prometido. Lo hacen en un restaurante chino y se las arreglan para pasar toda la comida sin hablar de ESO. Pero cuando llegan las típicas galletas de la suerte, de nuevo comienzan a ver cosas que todos los demás no pueden ver. Como sangre, ojos o cucarachas en las galletas.


Yommi.

Aunque la escena, y me parece, toda la película ha envejecido bastante, no creo que a nadie le fuera indiferente que le pasara esto en la vida real. Después de varias falsas alarmas, parece que esta vez sí habrá una nueva adaptación de la novela. A mí no me encanta la idea pero veremos qué pasa.

Aprende a preparar estas galletas para disfrutar de una tarde de películas. Las cucarachas y fetos de pollo son opcionales, ¿pero qué tal mensajes como "nos vemos en tus sueños" o "bésame, gordito"?
Ingredientes
  • 1 clara de huevo
  • 1/8 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 pizca de sal
  • 1/4 de taza de harina
  • 1/4 de taza de azúcar
Y se cocina así
  1. Escribe mensajes en piezas de papel de 2.5 x 10 cm
  2. Precalienta el horno a 200ºC
  3. Bate la clara con la vainilla hasta que espume; agrega la harina, sal y azúcar.
  4. Mezcla todo hasta incorporar
  5. Coloca la mezcla sobre una charola cubierta de papel encerado, esparciéndola con una cuchara en forma de círculo y dejando espacio entre cada círculo de masa
  6. Hornea por aproximadamente 5 minutos o hasta que los bordes queden dorados y el centro ligeramente blanco
  7. Retira las galletas de la fortuna y colócalas sobre una tabla de madera boca abajo
  8. Rápidamente coloca el mensaje en el centro del círculo de masa, dobla la masa a la mitad y lleva los extremos hacia abajo, dándoles su forma característica
Deja que se enfríen antes de servir.

Comentarios

Entradas populares