Galletas rellenas de limón

Galletas sándwich de limón y queso crema


Ayer después de hacer y comerme la sopa de pescado quedaban muchas horas antes de dormir y ya no tenía gran cosa que hacer. No estoy al cien, una cosa es saber que tomaste la decisión correcta y otra muy distinta hacerte a la idea. En mi caso, lo saben los que me conocen, ese tipo de chaquetas mentales siempre acaban en una receta de galletas.

Y mientras más laboriosa, mejor, así que se me ocurrió hacer estas que se tienen que hacer en varios tiempos. Haces la masa, la refrigeras, cortas las galletas, las congelas, las horneas, dejas que se enfríen, las rellenas, las refrigeras otra vez. Justo la clase de proyecto que necesitaba. Pero no se asusten, no por ser tardado es difícil, y el resultado vale la pena.

Las terminé hasta hoy, a tiempo para la cena, les dejo primero una canción de Au Revoir Simone muy ad hoc con estos días y en la que también hacen galletas, la receta, y los links a mi Twitter y mi Instagram y Pinterest ahí por si quieren seguir mi drama en tiempo real. O no.


Ingredientes

para las galletas
  • 2oo gr de mantequilla
  • 200 gr de azúcar + 2 cucharadas
  • 1 huevo
  • 1 limón
  • 400 gr de harina
para el relleno
  • 100 ml de crema para batir
  • 70 gr de queso crema
  • 1 limón
  • 50 gr de azúcar glass
  • colorante amarillo en gel (opcional)
Y se cocina así
  1. Acrema la mantequilla junto con 200 gr de azúcar, añade el huevo y la ralladura del limón e incorpora perfectamente
  2. Agrega la harina en 3 tantos y mezcla hasta obtener una masa tersa
  3. Refrigera por media hora
  4. Extiende la masa y corta con un cortagalletas un número par, puedes volver a amasar y extender la masa que sobre
  5. Congela durante 30 minutos, esta parte es importante para que las galletas mantengan su forma
  6. Precalienta el horno a 180ºC
  7. Mezcla el jugo del limón con 2 cucharadas de azúcar, barniza las galletas con esto y hornea durante 15 minutos
  8. Deja que se enfríen por 5 minutos en la charola, luego pasa con cuidado a una rejilla para que se enfríen por completo; mientras, pon a enfriar la crema para batir
  9. En la batidora, usando el globo, monta la crema junto con la ralladura del otro limón, el queso crema y el azúcar glass; añade jugo de limón a tu gusto, y colorea de amarillo si así lo deseas (el colorante en gel es mejor pues no arruinará la consistencia del relleno)
  10. Con ayuda de una manga pastelera, esparce el relleno sobre la mitad de las galletas, sin llegar a las orillas para que no se desborde
  11. Tapa cada sándwich con otra galleta y refrigera para que el relleno quede firme
Listo, costó algo de trabajo, pero así es con la mayor parte de las cosas que valen la pena... y de las decisiones correctas :(




Comentarios

Entradas populares