Rugelach de frambuesas con chocolate blanco y limón amarillo

Cómo preparar rugelach de frambuesas con chocolate blanco y limón


Por alguna razón, sigo teniendo demasiado queso crema en el refri. No lo vuelvo a comprar por kilo. O quizá sí, cuando tenga planes de hacer cheesecake o algo así. Ya hice cuadritos de limón y muffins da calabaza y queso crema, y esta vez de lo que tenía antojo era de galletas. Específicamente de rugelach, primordialmente porque son muy relajantes de hacer.


La última vez que los hice, con kumquats y chocolate, se trataba de un invento. El relleno de frambuesas es más típico, y ese hice esta vez, combinado con chocolate blanco y ralladura de limón amarillo. Les dejo la receta.

Ingredientes

para la masa
  • 125 gr de queso crema
  • 125 gr de mantequilla
  • 155 gr de harina
  • 1 cucharadita de ralladura de limón amarillo
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1/4 de cucharadita de sal
para el relleno
  • 1 cucharadita de ralladura de limón amarillo
  • 2/3 de taza de mermelada de frambuesa
  • 70 gr de chocolate blanco picado
para decorar
  • 1 clara de huevo
Y se cocina así
  1. En el procesador de alimentos, integra todos los ingredientes de la masa; sepárala en dos porciones iguales, haz un disco con cada una de ellas, envuélvelas en plástico y mete al congelador por 30 minutos
  2. Mientras, bate con un tenedor la mermelada con la ralladura de limón para que quede más fluida
  3. Precalienta el horno a 180ºC
  4. Saca un disco de masa del congelador y extiéndelo hasta que tenga 20 cm de diámetro; yo lo corto con ayuda de un molde de pay para que quede redondo
  5. Extiende la mitad de la mermelada sobre la masa, seguida de la mitad del chocolate blanco
  6. Con ayuda del rodillo, presiona ligreamente el relleno para que se pegue a la masa
  7. Corta en 10 rebanadas triangulares, enrolla cada una de la base hacia la punta para formar los cuernitos y pásalas a una charola cubierta de papel encerado
  8. Repite la operación con el resto de la masa y el relleno
  9. Batela clara de huevo hasta que espume y barniza las rugelach para que se doren bien
  10. Hornea durante 18 minutos
  11. Deja enfriar por 5 minutos en la charola y después, con mucho cuidado pues se rompen fácilmente, pásalos a una rejilla para que se enfríen por completo



Comentarios

Entradas populares